Ahorrar para reinvertir y construir más, es una lección sumamente importante” Jaime Esparza Rhénals

Un negocio debe estar guiado por una meta y algunas veces, lo más difícil de emprender un sueño, es comenzar. De ahí para adelante, el camino se ha de ir labrando con la determinación y esfuerzo del líder. La capacidad de liderar un equipo, de sobrepasar las adversidades y de abstraer lo más importante de los errores, será un factor de éxito sumamente importante.

Asimismo, cimentar bases sólidas de un proyecto suele ser complicado, pero no imposible. Jaime Esparza Rhénals lo sabe bien pues considera que ahorrar parte de las utilidades son un factor fundamental para reinventir y organizar, sólidamente, el proyecto que tenía en mente. Este empresario boyacense ha superado 3 quiebras por lo que ha aprendido a lo largo de su vida. Su equipo de trabajo lo considera un líder del que todos los días aprenden algo.

Además de lo anteriormente mencionado, es de vital importancia tener presente, como máxima financiera, mantener un equilibrio entre los ingresos y gastos. Es importante pensar en el bienestar del emprendedor. No todo son negocios. Los tiempos de esparcimiento y de crecimiento personal, potencializarán las posibilidades de que el proyecto absorba más fuerza y abarque más espacio que en otras ocasiones. Inclusive, el no tener deudas, es una ocupación menos que podrá promover nuevas áreas de trabajo para el emprendedor.

Finalmente, Jaime Esparza Rhénals considera que aprender de los errores y conservar un fondo de emergencias, puede salvar la vida del empresario. Los tiempos difíciles siempre han de llegar, pero estar preparado para combatirlos es lo que le permitirá avanzar y rebasar del que, según él, considerable la prueba más grande hasta ese momento.

 

 

 

 

Deja un comentario

*