Los tiempos han cambiado…

Lo que algunos años atrás parecía imposible, hoy es una realidad. Esto se debe principalmente a aquellos que han tenido la destreza y el coraje de ser diferentes e impactar, positivamente, al mundo. El mundo necesita líderes que sean testimonio de vida y se conviertan en modelo a seguir de quienes los rodean. Definitivamente, el cambio estará liderado por aquellos que le apuesten a ser parte de lo dinámico y novedoso.

Jaime Esparza Rhénals ha demostrado que con el pasar del tiempo, ha tenido la oportunidad de impactar positivamente a su círculo social y laboral. Este empresario santandereano se preocupa por sus trabajadores porque sabe muy bien que en ellos radica, en gran parte, el éxito de su objetivo. Además, afirma que alguna vez fue empleado de una organización, pero que en la actualidad es empleador porque tomó la decisión de labrar su camino y contribuir con el cambio.

 

Todos hacen parte del cambio

Gran parte de los colombianos considera que lo que necesitan para ser parte del cambio es dinero, tiempo o contactos. Sorprendentemente para ellos, esto no es del todo cierto. Personajes como Jaime Esparza Rhénals demuestran que necesariamente no tiene que ser así, porque lo único que necesitó para ser parte del cambio fue asimilar que el fracaso es una opción, pero no un objetivo, y que su sueño era más grande que cualquier otra cosa.

Asimismo, admite que el cambio es necesario para darle un aire a cualquier proceso y esto aplica para todos los ámbitos de la vida. En lo que respecta a un entorno laboral y su constante preocupación por su equipo de trabajo, Jaime Esparza Rhénals procura que sus empleados no se sientan como un trabajador más, y que en algún momento de sus vidas tomen la decisión de emprender, pues han adquirido el conocimiento necesario y un referente importante para no desfallecer durante el camino.

Finalmente, el mundo necesita de personas que opten por el cambio como máxima en sus vidas y adquieran la capacidad de motivar e incentivar el cambio en su entorno. El impacto positivo siempre será necesario en cualquier momento de la vida.

 

Deja un comentario

*