Enfrentar un problema o una derrota no siempre será fácil, los sentimientos nos llevan a creer en como habría resultado todo si hubieramos actuado de otro modo o hecho algo de forma diferente, incluso podemos llegar a pensar que no hay solución.

Sin embargo, el secreto para superar los obstáculos que nos plantee la vida, está en creer en nuestras capacidades y actuar con fé y esperanza, luchar incanzablemente por nuestros objetivos y jamás agachar la cabeza frente a los problemas.

Como ejemplo tomo el mundial de fútbol, en el que nuestra amada selección se encuentra en una difícil situación tras haber finalizado su debut con una derrota que sin duda afectó no solo a los jugadores, sino a todo un país.

Con seguridad, nuestros muchachos harán un trabajo que cumpla con las expectativas, recuperando el terreno perdido y logrando sacar adelante una situación bastante complicada. Sin embargo es importante recalcar que sin importar cual sea el resultado de nuestra selección, es necesario aceptarlo como lo haríamos si se tratara de un traspié personal, manteniendo la esperanza y creyendo que todo puede mejorar.

Así es como con valentía y encaminados a superarnos, luchamos todos los seres humanos para salir adelante, sacando lo mejor de nosotros para demostrar lo que valemos y de lo que somos capaces.

Deja un comentario

*