No es un secreto que mantenerse en una zona de confort hace sentir seguras y confiadas a las personas, así mismo, también es cierto que para alcanzar el éxito los emprendedores deben en algún momento salir de esa rutina y atreverse a más cosas para llegar a cumplir las metas y los objetivos propuestos.

Mantener una misma actividad o cargo por mucho tiempo puede hacer que las personas se vuelvan predecibles y poco arriesgadas, lo que seguramente causará que no lleguen a probar nada nuevo por miedo a fracasar y se vean estancados.

“Probar cosas nuevas profesionalmente hablando es una necesidad que debe ser satisfecha en algún momento y si se trata del mercado laboral, cuanto antes mejor, por eso siempre se debe estar abierto a asumir riesgos para avanzar y lograr alcanzar las metas”, asegura Esparza Rhénals.

Para el hombre siempre existirá la necesidad de retarse a sí mismo, buscar la superación personal o explorar el límite de sus capacidades y es por eso que es importante encontrar nuevos caminos que llenen de satisfacción y emoción a los emprendedores, sembrando en ellos un innegable deseo de probar cosas nuevas.

En el momento en el que se venza el temor por lo desconocido, es cuando las personas entenderán que ese sentimiento es el que les impide triunfar en diversos campos, y justo ahí es cuando descubren que son capaces de hacer grandes e increíbles cosas.

Deja un comentario

*