LUCHAR HASTA EL FINAL POR NUESTRAS METAS – JAIME ESPARZA

Jaime Esparza

La satisfacción y el orgullo que sentimos al enfrentar un problema y lograr salir airosos es algo indescriptible, demostrar nuestras capacidades bajo presión y saber que triunfamos en contra de todo pronóstico nos da fuerza para continuar.

Justo en ese punto y tras haber logrado una victoria es cuando debemos luchar con más fuerza y determinación, continuando con el trabajo en equipo y trabajando por resultados positivos que nos encaminen y acerquen aún más a nuestros objetivos.

Uno de los errores más grandes que podemos cometer es bajar la guardia cuando estamos triunfando, el exceso de confianza y pensar que ya todo está resuelto, pueden ser la causa de un fracaso innecesario estando tan cerca de la meta.

Por lo anterior y tomando como ejemplo nuevamente a la selección colombiana de fútbol tras su triunfo ante Polonia, es que los invito a seguir luchando cada vez con más tenacidad y entrega, tal y como seguramente lo harán los convocados por Pékerman en la próxima fecha en la que se medirán frente a la selección de Senegal, buscando un nuevo triunfo y la clasificación a la siguiente ronda del mundial.

Me despido, no sin antes recordarles la importancia del trabajo en equipo y de luchar incansablemente por nuestros sueños. No nos dejemos vencer por los constantes muros de problemas que sin duda aparecerán frente a nosotros, estoy seguro que lograremos derribarlos como lo hemos hecho hasta ahora.

¡FUERZA MI SELECCIÓN!

LUCHAR PARA SOBREPONERSE A LAS DERROTAS

Jaime Esparza

Enfrentar un problema o una derrota no siempre será fácil, los sentimientos nos llevan a creer en como habría resultado todo si hubieramos actuado de otro modo o hecho algo de forma diferente, incluso podemos llegar a pensar que no hay solución.

Sin embargo, el secreto para superar los obstáculos que nos plantee la vida, está en creer en nuestras capacidades y actuar con fé y esperanza, luchar incanzablemente por nuestros objetivos y jamás agachar la cabeza frente a los problemas.

Como ejemplo tomo el mundial de fútbol, en el que nuestra amada selección se encuentra en una difícil situación tras haber finalizado su debut con una derrota que sin duda afectó no solo a los jugadores, sino a todo un país.

Con seguridad, nuestros muchachos harán un trabajo que cumpla con las expectativas, recuperando el terreno perdido y logrando sacar adelante una situación bastante complicada. Sin embargo es importante recalcar que sin importar cual sea el resultado de nuestra selección, es necesario aceptarlo como lo haríamos si se tratara de un traspié personal, manteniendo la esperanza y creyendo que todo puede mejorar.

Así es como con valentía y encaminados a superarnos, luchamos todos los seres humanos para salir adelante, sacando lo mejor de nosotros para demostrar lo que valemos y de lo que somos capaces.

UNA TRICOLOR, 50 MILLONES DE CORAZONES

Jaime Esparza y la Selección Colombia

Un suceso maravilloso que sólo tiene lugar cada 4 años se ha robado la atención del mundo entero, me refiero al mundial de fútbol organizado por la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado), el evento futbolístico más esperado por los hinchas de este exigente deporte.

Lo anterior no es para menos, pues el esfuerzo y determinación de cada una de las selecciones que lograron clasificar a esta cita mundialista, tienen su recompensa al salir al campo de juego y encontrar una voz de aliento de todo un país que vibra con cada pase, atajada y gol de su equipo.

En esta oportunidad, quiero expresar mi apoyo y total admiración a cada uno de los 23 convocados a la selección, así como al equipo técnico encabezado por José Néstor Pekerman, encargados de representar a Colombia en este importante evento que se llevará a cabo desde el país más extenso del mundo: Rusia.

Sin ninguna duda, el simple hecho de asistir a una copa del mundo es ya un reconocimiento que no todas las selecciones logran recibir. Es por esto que hoy, a puertas del primer partido de nuestra amada Selección Colombia, quiero agradecer a este grupo de valientes por tan bella labor vistiendo los colores de nuestra patria, por dejarlo todo en la cancha y por brindarle tanta alegría a un país que, indudablemente, siempre los alentará.

Sinceramente y desde el fondo de mi corazón, espero que el papel de nuestra selección en la más reciente versión de la copa del mundo deje nuevamente la marca tricolor en la historia del fútbol, demostrando que somos un país de gente buena dispuesta a luchar por sus objetivos.

¡MUCHA SUERTE, MI SELECCIÓN!

UN BUEN EQUIPO, EL SECRETO DEL TRIUNFO – JAIME ESPARZA

JAIME ESPARZA

Jaime Esparza el reconocido empresario colombiano, considera sumamente importante contar con un equipo idóneo a la forma de enfrentar los retos que el mundo de los negocios pueda plantearte.

No es sencillo enfrentarse a un ámbito empresarial solo y mucho menos con el nivel  de competencia que nos presenta el mercado actual, es por eso que Esparza Rhénals aconseja buscar aliados estratégicos y colaboradores con características del más alto nivel, para conformar un equipo ganador.

Con lo anterior podríamos afirmar que los negocios son comparables con un mundial de fútbol, en donde solo los mejores y más preparados equipos llegan para demostrar sus capacidades frente a sus iguales.

Así como en cualquier gran equipo de fútbol, en una compañía es importante entrenar, poner a prueba y elegir a quienes se perfilan como los mejores para conformar nuestra “selección” ideal, de esta manera podremos acercarnos aún más al tan anhelado éxito.

Y son precisamente ellos, los llamados a formar parte de nuestro grupo, quienes se convierten en los líderes y organizadores del juego al que llamamos negocio, orientando y construyendo nuevas estrategias para clasificar como los mejores en lo que hacemos.

Dicho esto, Jaime Esparza, sus colaboradores y asociados “convocados”, han marcado importantes “goles” en los negocios, ratificando la importancia de un trabajo en equipo y mejorando la calidad de vida de miles de personas.

Una oportunidad para las futuras generaciones – Jaime Esparza

Jaime Esparza

La falta de experiencia es en muchos casos el mayor obstáculo al que se enfrentan los jóvenes colombianos para encontrar empleo y ubicarse profesionalmente. Jaime Esparza está convencido de que pedirles experiencia a los jóvenes es un error garrafal en el que están cayendo la mayoría de empresas colombianas.

Todos sabemos que quienes recién terminan sus estudios universitarios cuentan con conocimientos y bases importantes que les ayudarán en su vida profesional, sin embargo, es función de las empresas dedicar un tiempo prudente para formar y orientar adecuadamente al personal, para que puedan desempeñar el rol que les ha sido asignado dentro de una organización
.
En pocas palabras, el entusiasmo, ganas de aprender y la disponibilidad de abrir su mente a nuevos horizontes, son características que deberían ser más importantes que los años de experiencia al momento de iniciar un proceso de contratación.

El modelo de negocios de Esparza Rhénals, cuenta con un sistema enfocado en brindar orientación y acompañamiento, asegurando un ambiente de aprendizaje y oportunidades para todos.

Con este método, se pretende dejar un legado de oportunidades para las nuevas generaciones que no solo contarán con opciones laborales sino que llegarán a integrar la maquinaria empresarial del país.

Componentes imprescindibles en la construcción empresarial

hojaderuta

Dentro del escenario empresarial el dinero es importante para cualquier emprendedor, sin embargo, hay otra serie de componentes que hacen parte del proceso de construcción empresarial que no deben dejarse de lado.

De nada sirve contar con varias bolsas de millones de pesos si no se sabe realmente cómo usarlos en la consolidación de la organización.

Después de 23 años de haber creado su organización, Jaime Esparza Rhénals considera que la hoja de ruta del negocio, la validación de la idea y la revisión de aspectos legales están en la misma escala de importancia que el dinero.

La hoja de ruta es el camino que debe seguirse mes a mes para cumplir las metas que se presupuestaron apenas se inició la aventura de emprender.

Jaime Esparza recomienda trazarse metas cada cierto tiempo para reconocer las debilidades y fortalezas en el proceso de venta del bien o servicio. Una vez se cumplen los objetivos, el incipiente empresario sabrá qué estrategia emplear para abarcar más clientes, obtener más ganancias y proyectar metas más ambiciosas.

Conjuntamente, la validación de la idea está enmarcada en la “tangibilidad” del negocio. Esto quiere decir que aunque una idea suene maravillosa, requiere que pueda ser aplicable en la realidad.

Antes de fundar la red de multiservicios más grande de Colombia, Jaime ya sabía cómo llevar a cabo una transacción con el uso de la tecnología, cómo abrirse espacio entre la competencia y a qué tipo de cliente dirigirse.  

Aunque suene bastante obvio para los emprendedores, antes del génesis de la compañía es imprescindible examinar las obligaciones legales. Antes de ofrecer el bien o servicio en el mercado, todos los requisitos exigidos por la ley tienen que estar en orden tales como pagos de impuestos y acreditaciones de funcionamiento.

La humildad empresarial

humildad

La humildad es identificada por el común de la sociedad bajo dos acepciones: La primera de ellas hace referencia a una persona que está en condiciones económicas complejas, y la segunda puntualiza en la característica de algunos seres humanos como Jaime Esparza Rhénals, que no se sienten mejores o más importantes que los demás a pesar de los recursos económicos que poseen, la calidad de vida que ostenten, las experiencias que han adquirido, entre otros.

Dentro del ámbito empresarial, la humildad juega un papel fundamental para los líderes de las organizaciones, pues se encarga de ‘humanizarlos’ al interior de la planta de empleados. Con base en esto, se derrumba la creencia de que el líder es un ser intocable y perfecto que todo lo sabe y que jamás se equivoca.

Para poder contrastar esta información en la realidad, basta con observar la carrera empresarial de Jaime Esparza Rhénals que ha forjado una imagen intachable a partir de la modestia, el respeto al modo de pensar diferente, la coherencia en el decir y actuar, etcétera.

De su experiencia se resaltan una serie de conductas que debe tener en cuenta cualquier líder empresarial.

En primer lugar, ha reemplazado la relación vertical por la horizontal en el contexto laboral. Dejó de lado el accionar ‘jefe-subordinado’ y enfatizó en el trato de igual a igual con cada uno de sus empleados.

De igual forma, se ha encargado de representar la humildad a partir del buen ejemplo, es decir, siendo honesto, agradecido y comprometido con la función que cumple al interior de la corporación.

Sus empleados han expresado en repetidas ocasiones que Jaime Esparza visita los puntos de atención con el fin de mejorar el servicio a los clientes. Él no ve nada de malo en “ponerse en los zapatos” de sus trabajadores para enseñar la forma correcta en la que deben laborar.

Conjuntamente, no considera necesario alardear de las dificultades que tuvo que sobrellevar para alcanzar el éxito. Él está consciente que los resultados hablan por sí solos y que el mayor orgullo que debe sentir, es la superación personal.

Todos estos elementos convergen en un mismo resultado: Plantearse un futuro con mejores resultados.

Jaime Esparza, así como cualquier líder empresarial humilde, reconoce que no es perfecto y que algún error puede diluir el éxito de la organización en cuestión de minutos. Por ello, está dispuesto a escuchar nuevas propuestas de negocio, replantear los objetivos empresariales y aceptar las falencias del pasado.

 

Los jóvenes juegan un rol importante

jovenes

El panorama actual de las empresas en Colombia ha dejado ver que las nuevas generaciones se han encargado de implementar una nueva forma de laborar que está dotada por la creatividad, la innovación, el manejo de nuevas tecnologías, la independencia, etcétera.

Dentro de la inmensa red de multiservicios que ha construido Jaime Esparza Rhénals a lo largo de 20 años, la fuerza laboral jamás ha estado guiada por algún tipo de predilección hacia una categoría específica como edad, género, raza, entre otros.

Para el empresario, lo más importante son las capacidades que tiene cada ser humano y la forma en que pueden aportarle a la empresa, ya sea en conocimiento, experiencia o valores.  Por ello, su organización se ha encargado de darle oportunidades laborales a la población juvenil, que frecuentemente es rechazada por su falta de experticia en el campo de los negocios.

Jaime Esparza considera que los jóvenes serán los encargados de mantener en pie las compañías en un futuro, por lo tanto, arguye que es fundamental valerse de su forma de ver el mundo para implementar cambios positivos.

Partiendo del ejemplo de las prácticas empresariales de Jaime Esparza, la integración de los jóvenes en el andamiaje de las organizaciones es un verdadero reto para las firmas colombianas.

Jaime Esparza asevera que la población juvenil está habituada a vivir en medio de la tecnología, por lo tanto, pueden aportar sus saberes del mundo digital; pueden mejorar la productividad a través una nueva perspectiva laboral basada en sacrificio y no en valores; pueden actualizar las redes de contacto de la compañía y hasta pueden ampliar el espectro o la visión de la organización a partir de la conjugación con otras áreas de conocimiento.

Es válido resaltar que la formación académica juega un papel ineludible para la población juvenil, pues dentro del sector empresarial se buscan personas capacitadas que tengan la facilidad de laborar óptimamente en cualquier área y que puedan competir en igualdad de condiciones con los empleados que hacen parte de la competencia.

“Los socios en el sector empresarial”

socios

El emprendedor después de tener claro el negocio con el producto o servicio a ofrecer, las características de los competidores y los clientes potenciales, procede al financiamiento en el que busca apoyo económico para poder edificar la empresa.

Bajo esta óptica aparece la figura del socio que puede identificarse en dos tipologías: El capitalista que aporta dinero pero no interviene en la cotidianidad de la empresa y el que aparte de colaborar con capital también trabaja en la consolidación del proyecto.

Es imprescindible explicarle al socio los objetivos del negocio para evitar inconvenientes en el trasegar del camino.

Temas como contratación de personal, montos de inversión, búsqueda de clientes, entre otros, deben establecerse claramente desde el principio.

Ligado a este punto es fundamental dilucidar cuál será el aporte que tendrá la persona, es decir, qué característica diferenciadora posee en experiencia, productividad, inteligencia emocional y demás, que le proveerá un plus a la organización.

A la hora de emprender es común encontrar grupos de personas que se asocian sencillamente porque comparten un vínculo de familiaridad o amistad, empero, es primordial entender que las relaciones personales pueden pasar al ámbito de los negocios únicamente si tienen algo que aportar.

Los socios deben trabajar codo a codo y complementarse en las decisiones que tomen. Aunque pueden tener opiniones diferentes sobre un tema, lo realmente importante es saber escuchar y llegar a conclusiones consensuadas sin apresurarse.

Jaime Esparza Rhénals, uno de los empresarios más exitosos en el panorama colombiano, es el fiel ejemplo de las características que debe cumplir un buen socio: lealtad, confianza y honestidad.

Partiendo de su evidente conocimiento  en el sector de los negocios y en su experticia en la cimentación empresarial, Jaime Esparza ha identificado a las personas correctas para laborar mancomunadamente en el crecimiento de su compañía, que siempre ha estado fundamentado en buenos valores, principios intachables y excelente orientación al servicio. 

Apuéstale a ser parte del cambio

Los tiempos han cambiado…

Lo que algunos años atrás parecía imposible, hoy es una realidad. Esto se debe principalmente a aquellos que han tenido la destreza y el coraje de ser diferentes e impactar, positivamente, al mundo. El mundo necesita líderes que sean testimonio de vida y se conviertan en modelo a seguir de quienes los rodean. Definitivamente, el cambio estará liderado por aquellos que le apuesten a ser parte de lo dinámico y novedoso.

Jaime Esparza Rhénals ha demostrado que con el pasar del tiempo, ha tenido la oportunidad de impactar positivamente a su círculo social y laboral. Este empresario santandereano se preocupa por sus trabajadores porque sabe muy bien que en ellos radica, en gran parte, el éxito de su objetivo. Además, afirma que alguna vez fue empleado de una organización, pero que en la actualidad es empleador porque tomó la decisión de labrar su camino y contribuir con el cambio.

 

Todos hacen parte del cambio

Gran parte de los colombianos considera que lo que necesitan para ser parte del cambio es dinero, tiempo o contactos. Sorprendentemente para ellos, esto no es del todo cierto. Personajes como Jaime Esparza Rhénals demuestran que necesariamente no tiene que ser así, porque lo único que necesitó para ser parte del cambio fue asimilar que el fracaso es una opción, pero no un objetivo, y que su sueño era más grande que cualquier otra cosa.

Asimismo, admite que el cambio es necesario para darle un aire a cualquier proceso y esto aplica para todos los ámbitos de la vida. En lo que respecta a un entorno laboral y su constante preocupación por su equipo de trabajo, Jaime Esparza Rhénals procura que sus empleados no se sientan como un trabajador más, y que en algún momento de sus vidas tomen la decisión de emprender, pues han adquirido el conocimiento necesario y un referente importante para no desfallecer durante el camino.

Finalmente, el mundo necesita de personas que opten por el cambio como máxima en sus vidas y adquieran la capacidad de motivar e incentivar el cambio en su entorno. El impacto positivo siempre será necesario en cualquier momento de la vida.