Gracias a las políticas de inclusión social adoptadas en la empresa liderada por Jaime Esparza Rhénals, la compañía ha entrado en un proceso de evolución y capacitación, buscando brindar las mejores condiciones para todas las personas.


Es por esto que la diversidad se ha convertido en una constante, tanto así que en municipios como Tunja, Sogamoso, Paipa y Duitama, la compañía cuenta con un total de 30 personas en condición de discapacidad quienes pertenecen a la fuerza de ventas móvil y se destacan por sus excelentes resultados comerciales.

Sin importar las discapacidades o el color de piel, la empresa liderada por Esparza Rhénals, le posibilita a la población el desenvolverse en un medio competitivo, ejercer sus derechos y aprovechar las habilidades con las que cuentan.

Lo anterior, les facilita a las personas con capacidades especiales o que pertenecen a un grupo social generalmente excluido, mejorar su calidad de vida y por supuesto, aspirar a ascender profesionalmente.

Para Jaime Esparza y su compañía, como red transaccional, la inclusión social deja de ser una simple acción y se convierte en parte importante de la propia actividad empresarial.

 

Deja un comentario

*