La humildad empresarial- Jaime Esparza

Jaime Esparza

La humildad es identificada por el común de la sociedad bajo dos acepciones: La primera de ellas hace referencia a una persona que está en condiciones económicas complejas, y la segunda puntualiza en la característica de algunos seres humanos como Jaime Esparza Rhénals, que no se sienten mejores o más importantes que los demás a pesar de los recursos económicos que poseen, la calidad de vida que ostenten, las experiencias que han adquirido, entre otros.

Dentro del ámbito empresarial, la humildad juega un papel fundamental para los líderes de las organizaciones, pues se encarga de ‘humanizarlos’ al interior de la planta de empleados. Con base en esto, se derrumba la creencia de que el líder es un ser intocable y perfecto que todo lo sabe y que jamás se equivoca.

Para poder contrastar esta información en la realidad, basta con observar la carrera empresarial de Jaime Esparza Rhénals que ha forjado una imagen intachable a partir de la modestia, el respeto al modo de pensar diferente, la coherencia en el decir y actuar, etcétera.

De su experiencia se resaltan una serie de conductas que debe tener en cuenta cualquier líder empresarial.

En primer lugar, ha reemplazado la relación vertical por la horizontal en el contexto laboral. Dejó de lado el accionar ‘jefe-subordinado’ y enfatizó en el trato de igual a igual con cada uno de sus empleados.

De igual forma, se ha encargado de representar la humildad a partir del buen ejemplo, es decir, siendo honesto, agradecido y comprometido con la función que cumple al interior de la corporación.

Sus empleados han expresado en repetidas ocasiones que Jaime Esparza visita los puntos de atención con el fin de mejorar el servicio a los clientes. Él no ve nada de malo en “ponerse en los zapatos” de sus trabajadores para enseñar la forma correcta en la que deben laborar.

Conjuntamente, no considera necesario alardear de las dificultades que tuvo que sobrellevar para alcanzar el éxito. Él está consciente que los resultados hablan por sí solos y que el mayor orgullo que debe sentir es la superación personal.

Todos estos elementos convergen en un mismo resultado: Plantearse un futuro con mejores resultados.

Jaime Esparza, así como cualquier líder empresarial humilde, reconoce que no es perfecto y que algún error puede diluir el éxito de la organización en cuestión de minutos. Por ello, está dispuesto a escuchar nuevas propuestas de negocio, replantear los objetivos empresariales y aceptar las falencias del pasado.

 

UNA LABOR DIGNA DE ADMIRAR – JAIME ESPARZA

Jaime Esparza

El mercado actual demanda mucha disciplina, constancia y amor por nuestra labor, mantenernos enfocados y con metas claras, pero cumplir estas exigencias no siempre es tarea fácil. No obstante, si aprovechamos los ratos libres para enfriar nuestra cabeza y pensar las cosas con claridad, seguramente lograremos continuar con la lucha diaria para cumplir nuestros sueños.

Dicho esto, quiero resaltar la labor de todos los colaboradores que sin duda dan lo mejor de sí para que nuestras empresas evolucionen constantemente posicionándose y manteniéndose como aquellas líderes en el mercado. Claramente pertenecer al sector de las apuestas no es una labor sencilla; conocer el portafolio, capacitarse y brindar una excelente atención a los clientes, entre muchas otras tareas, es digno de admirar.

Lo anterior es solo una prueba de que nuestras asesoras son un ejemplo de valentía, entrega y responsabilidad, ya que la actitud con que enfrentan el día a día es simplemente fantástica, el mantener sus puntos en perfecto orden, sonreír y ser la cara amable de la compañía, las convierte en heroínas.

Pero no quiero dejar de destacar a todos los actores de las empresas, pues la parte administrativa de ellas también es digna de elogios, innegablemente su trabajo permite que nuestras organizaciones funcionen en perfecta sincronía y armonía, tal y como lo haría uno de los mejores relojes del mundo.

Sin más que decir por ahora, me despido resaltando una vez más la extraordinaria labor de todos y cada uno de los integrantes de estas hermosas familias. ¡Su trabajo, es el orgullo de todos!

¡No dejes que el miedo al fracaso te venza! – Jaime Esparza

Jaime Esparza

Nadie puede asegurar que una organización tendrá el éxito que se proyectó desde que surgió la idea de negocio, por tal motivo, jaime Esparza cree que el miedo a fracasar se ha convertido en el común denominador de todos los individuos que quieren emprender.

Al aventurarse a ofrecer un servicio o producto a la sociedad, la persona tiene que saber que el camino estará lleno de obstáculos que deben sortearse y riesgos que deben tomarse. La rendición ante la primera adversidad no es una opción, lo importante es afrontarla con gallardía y despojarse del miedo de no conseguir lo que en principio se pensó.

El empresario Jaime Esparza Rhénals afirma que el proceso para construir una organización es bastante complejo debido a las dificultades que pueden presentarse. La falta de financiación, la competencia con varias empresas y falta de interés de los consumidores, son algunos ejemplos.

A pesar de ello, arguye con total certeza que el método más rápido y efectivo para alcanzar el éxito es conociéndose a sí mismo y dejando de lado todos los temores que estancan el progreso tanto personal como profesional.

Para él, hay 3 miedos que son bastantes comunes en los emprendedores y que deben afrontarse con dureza.

El primero es el miedo a creer en las capacidades propias. Ante la falta de experiencia, se suelen asociar todas las acciones con el pensamiento: “no voy a ser capaz”. La forma de superarlo es proponerse pequeñas metas para su debido cumplimiento en un lapso de tiempo.

Jaime Esparza empezó trabajando con un punto de atención de su red de multiservicios y mes a mes se proponía el objetivo de abarcar un nicho más grande de clientes. Hoy en día tiene centros de atención hasta en las regiones más olvidadas de Colombia.

En segunda medida se encuentra el miedo a equivocarse. Ante el temor de cometer errores que puedan afectar el funcionamiento futuro de la organización, el emprendedor opta por evitar nuevos desafíos.

Generalmente los errores se pagan con tiempo o dinero, por lo tanto, Jaime Esparza recomienda procurar cometer los errores en la fase de germinación de la empresa para evitarlos tiempo después,cuando hay más elementos en juego como la planta de empleados, abanico de clientes, reputación empresarial, etcétera.

El último es el miedo a solicitar consejos o ayuda cuando se presenta algún imprevisto. Para evitar ser tildado de ignorante o inexperto, el emprendedor muchas veces se obstina con una solución que puede no resultar apropiada. Jaime Esparza aconseja no sólo tener el coraje para pedir ayuda, sino también tener la disposición de aconsejar cuando los demás lo requieran.

No temas: ¡Atrévete a ser tu propio jefe! – Jaime Esparza

JAIME ESPARZA

El miedo ha impedido que cientos de individuos con excelentes ideas se queden perpetuamente en el rol de empleados y no den el gran salto hacia el emprendimiento.

La facilidad de tener un trabajo estable y la incertidumbre de salir de la ‘zona de confort’ ha provocado que la fuerza laboral colombiana prefiera estar rotulada como ‘subordinada’ en vez de ‘emprendedora’.

No obstante, hay un caso que vale la pena mencionar como ejemplo para todos aquellos que están dudando en dar el gran salto hacia el emprendimiento.

Se trata de Jaime Esparza Rhénals que con el trabajo duro y honesto desde que era un adolescente, ha edificado una de las empresas más exitosas de Colombia.

Desde pequeño cultivó su espíritu de emprendedor al ayudarle a su padre en cuestiones administrativas. Él tenía claro que no quería ser un empleado más de alguna organización, pues tenía proyectado el sueño de convertirse en un gran empresario que sirviera de ejemplo para toda la sociedad.

Para poder conocer cabalmente la palabra ¡Éxito!, Jaime Esparza debió completar una serie de pasos que pueden resumirse de la siguiente manera:

Primeramente, la persona debe definir qué es lo que le gusta hacer y cómo puede plasmarlo en una idea de negocio. Con base en esto, se debe analizar el mercado para reconocer cuáles necesidades se pretenden cubrir con el servicio o producto a ofrecer.

En segundo lugar, es imprescindible idear un plan que conjugue el conocimiento con la experiencia. Los errores del pasado como empleado serán las mejores enseñanzas para los años venideros como líder de la organización.

Conjuntamente, se debe tener toda la actitud para iniciar el proyecto. Está más que claro que en un principio el sacrificio y el estrés serán el común denominador, por ello, se debe exhibir una buena disposición para soportar todos los obstáculos que se presenten.

Jaime Esparza explica que con el transcurrir de los días los resultados empezarán a salir a flote, por consiguiente, no hay que darse por vencido ante la primera adversidad.

Por último, el emprendedor tiene que encontrar la felicidad con el cumplimiento de su rol de la compañía, ya que así podrá erigir una imagen positiva que servirá de ejemplo para los demás empleados.

Como consejo final, no hay que olvidar las palabras del reconocido autor inglés Max McKeown:  “La estabilidad es una ilusión peligrosa.”

Nuestro entorno, un compromiso de todos – Jaime Esparza

Jaime Esparza

Si bien es cierto que los seres humanos habitamos este planeta desde hace miles de años y que gracias a él tenemos todo lo necesario para vivir, también es cierto que tenemos un compromiso tácito con el mismo, el cual nos lleva a ser responsables en cuanto a su cuidado se refiere.

Para nadie es un secreto que nuestro planeta está lleno de vida, flora, fauna y animales maravillosos, que podemos apreciar y disfrutar en cualquier momento, sin embargo, todos estos privilegios tienen un costo que, si lo analizamos detenidamente, no es para nada alto.

Acciones pequeñas como ahorrar agua, luz o sencillamente evitar contaminar nuestros ríos, bosques y calles, tienen un enorme impacto positivo en el medio ambiente. Lo anterior no es otra cosa más que conciencia y cultura, las mismas que todos deberíamos poner en práctica si queremos heredarle un país y un planeta en óptimas condiciones a las futuras generaciones.

Estoy seguro que con trabajo en equipo y un poco de esfuerzo de todos, podremos mantener nuestro entorno tal y como lo merecemos: limpio, con nuestros recursos naturales libres de contaminación y por supuesto muy productivo para todos.

Los Valores Corporativos – Jaime Esparza

Jaime Esparza

Para muchos emprendedores establecer una empresa o negocio se trata únicamente del capital a invertir y del producto o servicio a comercializar, sin embargo, Jaime Esparza asegura que hay un tercer tema que es igual de importante: los valores corporativos.

Una vez que logramos desarrollar nuestra idea de negocio, es esencial determinar el camino a seguir, es decir que debemos establecer claramente nuestro norte y cuáles serán nuestras líneas de acción; lo anterior lo logramos a través de los valores corporativos. 

Pero, ¿qué son y cómo podemos definir nuestros valores corporativos? 

Los valores corporativos son elementos que definen cada negocio o compañía, desde el clima organizacional hasta su trato con los clientes y usuarios, pasando por proveedores y accionistas.

Es por esto que al elegir los valores corporativos debemos pensar en ellos como en los pilares en los que descansa el trabajo tanto nuestro como del equipo que nos acompaña. Así mismo, los valores son las pautas de comportamiento frente a otras compañías y son los que nos posicionan y ayudan a ganar renombre en el sector.

LA SANA COMPETENCIA – JAIME ESPARZA

Jaime Esparza

Jaime Esparza asegura que lograr el posicionamiento de nuestra marca o empresa dentro de un mercado determinado, es un asunto que requiere compromiso, trabajo duro y honestidad en todos los sentidos.

Para destacarnos como los mejores frente a los clientes o usuarios finales, no solo debemos tener un producto o servicio atractivo y contar con el personal idóneo para comercializarlo, también es necesario establecer y mantener una sana competencia la cual determinará las reglas del juego.

Dichas reglas no solo nos muestran como una empresa leal y confiable, también nos posibilitarán las alianzas estratégicas con empresas que nos catapultarán y harán de nosotros mejores profesionales. La sana competencia nos lleva a respetar los valores del mercado, a tratar a los clientes con amabilidad, pero sobre todo, la sana competencia nos asegura una rivalidad amistosa con las empresas o personas que luchan codo a codo con nosotros para lograr una posición de privilegio.

En resumen, la sana competencia es necesaria en todos los aspectos de nuestra vida y nos permite desempeñar cualquier función que nos sea asignada de una forma leal y en igualdad de condiciones frente a nuestros competidores.

La humildad empresarial – Jaime Esparza

Jaime Esparza

La humildad es identificada por el común de la sociedad bajo dos acepciones: La primera de ellas hace referencia a una persona que está en condiciones económicas complejas, y la segunda puntualiza en la característica de algunos seres humanos como Jaime Esparza Rhénals, que no se sienten mejores o más importantes que los demás a pesar de los recursos económicos que poseen, la calidad de vida que ostenten, las experiencias que han adquirido, entre otros.

Dentro del ámbito empresarial, la humildad juega un papel fundamental para los líderes de las organizaciones, pues se encarga de ‘humanizarlos’ al interior de la planta de empleados. Con base en esto, se derrumba la creencia de que el líder es un ser intocable y perfecto que todo lo sabe y que jamás se equivoca.

Para poder contrastar esta información en la realidad, basta con observar la carrera empresarial de Jaime Esparza Rhénals que ha forjado una imagen intachable a partir de la modestia, el respeto al modo de pensar diferente, la coherencia en el decir y actuar, etcétera.

De su experiencia se resaltan una serie de conductas que debe tener en cuenta cualquier líder empresarial.

En primer lugar, ha reemplazado la relación vertical por la horizontal en el contexto laboral. Dejó de lado el accionar ‘jefe-subordinado’ y enfatizó en el trato de igual a igual con cada uno de sus empleados.

De igual forma, se ha encargado de representar la humildad a partir del buen ejemplo, es decir, siendo honesto, agradecido y comprometido con la función que cumple al interior de la corporación.

Sus empleados han expresado en repetidas ocasiones queJaime Esparza visita los puntos de atención con el fin de mejorar el servicio a los clientes. Él no ve nada de malo en “ponerse en los zapatos” de sus trabajadores para enseñar la forma correcta en la que deben laborar.

Conjuntamente, no considera necesario alardear de las dificultades que tuvo que sobrellevar para alcanzar el éxito. Él está consciente que los resultados hablan por sí solos y que el mayor orgullo que debe sentir, es la superación personal.

Todos estos elementos convergen en un mismo resultado:Plantearse un futuro con mejores resultados.

Jaime Esparza, así como cualquier líder empresarial humilde, reconoce que no es perfecto y que algún error puede diluir el éxito de la organización en cuestión de minutos. Por ello, está dispuesto a escuchar nuevas propuestas de negocio, replantear los objetivos empresariales y aceptar las falencias del pasado.

¡No dejes que el miedo al fracaso te venza! – Jaime Esparza

Jaime Esparza

Nadie puede asegurar que una organización tendrá el éxito que se proyectó desde que surgió la idea de negocio, por tal motivo, Jaime Esparza cree que el miedo a fracasar se ha convertido en el común denominador de todos los individuos que quieren emprender.

Al aventurarse a ofrecer un servicio o producto a la sociedad, la persona tiene que saber que el camino estará lleno de obstáculos que deben sortearse y riesgos que deben tomarse. La rendición ante la primera adversidad no es una opción, lo importante es afrontarla con gallardía y despojarse del miedo de no conseguir lo que en principio se pensó.

El empresario Jaime Esparza Rhénals afirma que el proceso para construir una organización es bastante complejo debido a las dificultades que pueden presentarse. La falta de financiación, la competencia con varias empresas y falta de interés de los consumidores, son algunos ejemplos.

A pesar de ello, arguye con total certeza que el método más rápido y efectivo para alcanzar el éxito es conociéndose a sí mismo y dejando de lado todos los temores que estancan el progreso tanto personal como profesional.

Para él, hay 3 miedos que son bastantes comunes en los emprendedores y que deben afrontarse con dureza.

El primero es el miedo a creer en las capacidades propias. Ante la falta de experiencia, se suelen asociar todas las acciones con el pensamiento: “no voy a ser capaz”. La forma de superarlo es proponerse pequeñas metas para su debido cumplimiento en un lapso de tiempo.

Jaime Esparza empezó trabajando con un punto de atención de su red de multiservicios y mes a mes se proponía el objetivo de abarcar un nicho más grande de clientes. Hoy en día tiene centros de atención hasta en las regiones más olvidadas de Colombia.

En segunda medida se encuentra el miedo a equivocarse. Ante el temor de cometer errores que puedan afectar el funcionamiento futuro de la organización, el emprendedor opta por evitar nuevos desafíos.

Generalmente los errores se pagan con tiempo o dinero, por lo tanto, Jaime Esparza recomienda procurar cometer los errores en la fase de germinación de la empresa para evitarlos tiempo después,cuando hay más elementos en juego como la planta de empleados, abanico de clientes, reputación empresarial, etcétera.

El último es el miedo a solicitar consejos o ayuda cuando se presenta algún imprevisto. Para evitar ser tildado de ignorante o inexperto, el emprendedor muchas veces se obstina con una solución que puede no resultar apropiada. Jaime Esparza aconseja no sólo tener el coraje para pedir ayuda, sino también tener la disposición de aconsejar cuando los demás lo requieran.

UNIDOS POR NUESTRO PAÍS – JAIME ESPARZA

JAIME ESPARZA

En el marco de la celebración número 208 en donde todos conmemoramos la independencia de Colombia, me animo a enviar un mensaje que nace de mi sentido de pertenencia y patriotismo.

Quiero invitar a todos los que hacen parte de mi comunidad virtual para que sigamos trabajando juntos por un mejor país, para que aprovechemos esta nueva celebración de nuestra independencia y pensemos en el futuro de la patria, para que hagamos un viaje al pasado y no cometamos los mismos errores de antes.

Como lo he dicho en muchas oportunidades, la educación empieza por casa y es justo ahí donde nos formamos como personas y ciudadanos de bien, amorosos y convencidos de que nuestro país es un hermoso lugar para vivir. Es justo por ese amor que sentimos hacia nuestro hogar, que quiero aprovechar esta oportunidad para invitar a todos mis compatriotas a seguir construyendo futuro pensando en nuestro bien más preciado: los niños.

Aliento a todas las personas para que entre todos generemos un mejor porvenir para nuestros hijos y nietos, que seguramente agradecerán nuestros esfuerzos más adelante. Acciones sencillas como ayudar a las personas, así no las conozcamos, no arrojar basura en las calles y cuidar la infraestructura de estas, son sinónimos de trabajo con el que podremos hacer un mejor país.

Me despido agradeciendo a todos los que dedican unos minutos para leer mi blog; y recuerden, juntos como colombianos podemos hacer cualquier cosa que nos propongamos.

 

¡Unámonos por un mejor país!