Jaime Esparza es conocido por participar en proyectos empresariales que culminan exitosamente, sin embrago, no siempre fue así. El empresario colombiano pasó por momentos difíciles y situaciones que se salieron de control, no obstante, logró salir adelante gracias a la virtud de la paciencia.

Todo negocio o proyecto de emprendimiento requiere de un líder lleno de paciencia puesto que nada es instantáneo, lo anterior significa que la planeación y la ejecución dentro de una organización solo tendrán éxito si se acompañan de paciencia y trabajo duro.

“Iniciar un proyecto no es fácil, siempre se debe estar preparado para enfrentar el peor de los casos el cual es recibir resultados negativos, pero si nos llenamos de paciencia y analizamos las variables con calma, podremos encontrar una salida que beneficie a todos los involucrados”, asegura Esparza Rhénals.

La paciencia es una característica que se puede trabajar y perfeccionar como cualquier otra habilidad, obviamente requiere de una entrega total y mucha disciplina, pero una vez que se domina, es una herramienta que sin duda llevará a los emprendedores a encontrar un feliz término de sus proyectos.

“Yo sufrí varias quiebras; la falta de experiencia, muchas decisiones apresuradas y un constante afán por lograr el triunfo, hicieron que lo que había planeado no funcionara, pero gracias a las palabras de aliento y al llamado a la calma, logré salir adelante”, dice Jaime Esparza Rhénals refiriéndose al inicio de su carrera como empresario.

3 comments

Deja un comentario

*