Jaime Esparza ha demostrado con el pasar del tiempo que el trabajo duro y la constancia son requisitos esenciales que deben poseer los emprendedores para alcanzar sus metas, sin embargo es importante también contar con una actitud y una mentalidad positiva.

Siempre que enfrentemos un nuevo reto como una entrevista de trabajo o una reunión con proveedores o clientes, debemos siempre tener una mentalidad positiva, esto hace que nuestra confianza aumente llevándonos a desenvolvernos tranquilamente, demostrando nuestras capacidades y aptitudes.

No obstante, es necesario que nos preparemos para cada prueba o desafío que se presente, que estudiemos las situaciones y tomemos las mejores decisiones pensando siempre que éstas pueden afectar a quienes nos rodean y acompañan en los proyectos.

Jaime Esparza Rhénals asegura que las personas positivas son más propensas al éxito, ya que toman los problemas y las dificultades como oportunidades para mejorar tanto personal como profesionalmente, siempre ven el vaso medio lleno y eso hace que jamás se rindan o desistan de sus objetivos, por lo que tienen más posibilidad de alcanzar sus metas.

Adicionalmente, las personas con actitud positiva irradian confianza y seguridad, lo que hace que quienes los rodean los vean como un modelo a seguir; así mismo, quienes son positivos terminan por destacarse gracias a su actitud y participación, lo que los convierte en líderes para los demás.

El empresario Esparza Rhénals sin duda sabe lo que es ser positivo, ya que continuó trabajando sin importar que al iniciar su vida como emprendedor sufrió tres quiebras, de las cuales como él mismo afirma sacó lo mejor de cada situación. Lo anterior demuestra que con positivismo y mucho trabajo, podemos lograr cualquier cosa que nos propongamos.

¡Pensemos positivo y salgamos a cumplir nuestros sueños!

Deja un comentario

*