Jaime Esparza afirma que es sumamente importante que cuidemos lo que tenemos, sea poco o mucho, sin duda lo hemos conseguido con mucho trabajo y es por eso que debemos velar por conservar nuestras adquisiciones de la mejor manera.

Si nos referimos a la parte laboral, sin duda llegar hasta donde estamos nos ha costado trabajo; madrugar y trasnochar, sacrificar nuestro tiempo de calidad con las familias y hasta en ocasiones descuidar un poco nuestra alimentación. En este punto debemos preguntarnos si vale la pena dejar ir todo eso por una decisión apresurada, una noche de fiesta o por simple pereza, y desafortunadamente existen casos en donde la estabilidad económica y laboral se ha visto dañada o afectada por los casos anteriores y hasta por cosas más sencillas que pudieron evitarse pensando con cabeza fría.

Esparza Rhénals como empresario que ha conseguido culminar con éxito diferentes negocios, nos asegura que las decisiones apresuradas o dejarnos afectar por los malos comentarios pueden impactar nuestra vida en escalas inimaginables. Debemos trabajar concentrados, ya sea en un cargo dentro de alguna empresa o como independientes, lo que suceda depende de nosotros y de nuestras prioridades, las decisiones que tomemos deben ser lenta y profundamente analizadas para intentar obtener el mayor beneficio posible.

Con lo anterior no intentamos decir que debemos conformarnos con lo alcanzado hasta el momento, eso jamás puede suceder, lo que intentamos decir es que es importante asegurar nuestra estabilidad y cuando lo hayamos logrado, podremos dar el paso siguiente en la larga y alta escalera que conduce al éxito.

Esto sin duda ha sido una constante para Jaime Esparza Rhénals, quien con optimismo, pujanza y constancia, ha ido subiendo uno a uno los peldaños necesarios para posicionarse como uno de los empresarios más reconocidos en Colombia, pero ahí no para todo, ya que siempre está buscando nuevas y mejores oportunidades de negocio, ampliando su conocimiento y buscando el bienestar de quienes lo acompañan en este largo camino.

El resultado depende de nosotros y de nuestro trabajo, ¡cuidemos lo nuestro y vayamos por más!

Deja un comentario

*